Un amor en silencio


Cuando te conoci fue un dia cualquiera un dia mas de trabajo, una cara nueva que conocer , – lo acepto – no simpatizamos mucho tenias un gesto adusto que no comprendia por que???

Pasaron los días y yo quería verte sonreír, intente acercarme a ti con la intención de ver una sonrisa en tu rostro…

Una mañana te acompañé a ver a tu paciente, pregunté doctor vamos a pasar visita?, la respuesta fue una enorme sonrisa y un brazo del que me invitaste a colgarme.

Sabes días después sonreías mas que de costumbre y me preguntaste: ojitos desvelados? a donde trasnocharon? la fiesta un día te invito, de inmediato asentiste…

Caray, no lo podía creer, tuve la osadía de invitarte y tu aceptaste, regresaste mas tarde para ver a tu paciente, te acercaste discretamente y me extendiste un papel, anota tu número de teléfono, discretamente deslizamos el papel de un lado a otro y así pasaron los dias hasta que en verdad hablamos, pero nada paso las citas eran divertidas, pláticas, sonrisas, guiños y cada día que pasa lo pasamos mejor.

Hace apenas 3 semanas mis labios tocaron tus labios, pude sentir la humedad de lengua, tus manos acariciaron suavemente mi piel, tomaron mi cuello y mi cabeza tan suave que por un instante perdí la respiración ….

Que increíble fue, tan solo un instante que se repite una y otra y otra vez sin perder el encanto ….

La semana pasada te operaron, la realidad tenia que verse algún dia, aunque no a ratos.

Me llamaste al móvil para que fuera a verte, que triste solo fueron 10 minutos, pero te bese, te acaricié y tuve que huir.

Por la tarde fue peor volviste a llamar y yo me sentía morir, acudí rápido, te cobije, nos abrazamos y tuve que volver a huir.

Amor que nos pasa? aunque pasan los días yo trato de no pensarte pero cada dia te extraño y necesito mas.


admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *