Amar de verdad


Todo mi cuerpo lleva su aroma, mi cuerpo la recuerda y añora su esencia…

Mi pensamiento esta ocupado a cada instante por su recuerdo…

Huelo mis manos desesperado buscando su perfume, el olor de su cuerpo, ese olor que solo posee ella, ese olor inconfundible que esta en mi recuerdo, el mismo olor que tanto me gusta…

La amo y fui feliz con ella, la echo de menos, echo de menos su cuerpo, cada centímetro de su piel, sus besos, sus caricias, sus abrazos…

Esos abrazos que tan bien me sentaban. La amo y no me cansare de decirlo nunca…

Es la niña de mi vida, es ella? quizás no sea la mejor, pero para mi es simplemente perfecta, a la que cuidaría toda mi vida, intentando convertirla en la persona mas feliz del mundo, la que amo por encima de todo…

Con la que estaría en todo momento, a la que amare hasta la locura, a pesar de que ya no sea lo mismo.

Ella es tan dulce, tan especial, podría seguir enumerando buenos adjetivos, pero son tantos.

Desde que la conocí, he aprendido a amar, he sentido el amor y se lo que es amar, la amo, la amé y la amaré, puede que me arrepienta de decir esto, no porque no sea cierto, ni porque crea que mis sentimientos puedan cambiar, sino por como pudiesen afectar a otras personas en el futuro.

Hoy ya no esta junto a mi, cada día espero ese milagro, o lo que sea, que la devuelva a mi de nuevo, pero esa espera se frustra al final de cada día cuando veo que todo sigue igual y nada cambia.

Ya solo me queda el consuelo de mis sueños, en los que cada noche ella es la protagonista, en esos momentos soy feliz pero al despertar vuelvo a la realidad, mi vida, esa vida que desde entonces me queda tan grande.

Me pide que sea su amigo. lo siento, pero no, si le dijese que si le mentiría.

Creo que un amigo no piensa a cada instante en ella, ni recuerda sus besos con ese cosquilleo en el estomago, tampoco creo que pudiese pasar horas y horas viendo sus hermosos ojos, tampoco le dolería que se enamore de otro, ni muchas cosas mas, por eso no quiero ser su amigo, que me llame como quiera, pero amigo creo que ni puedo ni quiero serlo, porque la llevo clavada en mi alma.

No le guardo rencor, para nada, puede contar conmigo para (casi) todo y le ayudaré gustosamente, lo que ocurre simplemente es que la amo.

Yo seguiré aquí esperando noticias


admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *